Conectarse

Recuperar mi contraseña

A mitad del otoño empiezan las primeras nieves. Como siempre South Park se viste de blanco y los habitantes sacan abrigos, gorros y guantes, pero sobre todo las palas para despejar sus entradas. Pero la gente de este pequeño pueblo de montaña está demasiado acostumbrada al frío y nadie les impide seguir con sus vida cotidiana.
Últimos temas
» Alisyum - Afiliación élite (cambio de botón)
Miér Abr 01, 2015 7:03 am por Invitado

» Urantia City — Amo x Pet [ Normal ]
Mar Mar 24, 2015 7:11 pm por Invitado

» twisted fairytales [Élite - Cambio de botón]
Vie Mar 13, 2015 6:47 pm por Invitado

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Dom Mar 08, 2015 4:02 am por Invitado

» Cambio de botón-Elite-La Pluma
Mar Mar 03, 2015 1:44 am por Invitado

» ANUNCIO DE ADMINISTRACIÓN!
Sáb Feb 28, 2015 9:10 pm por Lisa Eastwood

» Reglas generales
Sáb Feb 28, 2015 8:43 pm por Lisa Eastwood

» Tokyo Heart - Amo X Pets (Élite)
Mar Feb 10, 2015 10:40 pm por Invitado

» Do you wanna be? {Peter}
Dom Feb 01, 2015 12:04 am por Peter

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 40 el Lun Jul 17, 2017 1:19 am.
HERMANOS
Élite
COPYRIGHT© Little-mountain Town, 2013-14
South Park y los personajes de este foro pertenecen a Matt Stone y Trey Parker. Las imágenes obtenidas para la decoración provienen de zerochan, DevianrArt o Tumblr. Los códigos han sido obtenidos de internet, Oursourcecode y la asistencia de foroactivo. El diseño y estética del foro lo ha realizado el usuario de Christopher DeLorn con ayuda de varios tutoriales de internet. Cualquier copia o plagio será denunciado a Foroactivo.

Gregory of Yardale: Post de prueba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gregory of Yardale: Post de prueba

Mensaje por Gregory of Yardale el Lun Jul 28, 2014 12:54 pm

5:59am

La oscura habitación se encontraba en silencio salvo por la fina respiración del joven inglés.

6:00 am

Pipipipipip Buenos días, Denver! Tomen sus abrigos esta fria mañana porque se acercan fuertes nieves por el norte y un...

El rubio apagó la radio despertador y se removió un poco, antes de levantarse sin mucha ceremonia. Se estiró masajeandose los hombros y luego se puso en pie para abrir las cortinas, dejando que la luz temprana entrase en la bien ordenada y amplia habitación. Era una de esas habitaciones que parecían de anuncio, en las que uno podía pensar "Aquí no vive nadie, es pleno adorno demasiado formal". Todo estaba en orden absoluto: los libros, la ropa, la misma estanteria con premios diversos, la mayoria de los cuales pertenecientes a los distintos clubes de debates donde había estado... Hasta la cama parecía tener pocas arrugas a pesar de que había sido usada en ese mismo momento.

El joven inglés no le prestó mayor atención al lugar y abrió una de las puertas que llevaban a su baño privado, donde pasó casi una hora entera acicalándose. Cuando salió de allí un fuerte aroma a perfume caro inundó el ambiente, así como a su propia sonrisa mucho más confiada y segura a pesar de estar solo cubierto con una escasa toalla blanca.

-Gregory, el desayuno está listo- llamaron desde el piso de abajo.

-Voy enseguida, madre- informó mientras se echaba el cabello hacia atrás de una manera algo informal que a él le quedaba extrañamente formal antes de empezar a vestirse.

Antes de bajar sí se detuvo a ver otras estanterias o mejor dicho lo que había sobre ellas. Varios objetos antiguos que él adoraba. Tenia especial apego a las culturas clásicas y eso era algo evidente en ese mueble. Acarició un momento (aunque más que una caricia era una manera elegante de quitarle un poco de polvo) una hermosa réplica de la Piedra Rosetta que había delante de sus muchos libros sobre arqueología e historia del arte y finalmente salió de allí, cerrando la puerta con mucho cuidado.

La escena que le esperaba abajo también parecía sacada de una publicidad sobre Acción de Gracias. Una regordeta mujer pelirroja con un moño bien agarrado y un delantal muy decorado y lleno de volantes se movia por la cocina con gran gracia. El aroma a pastel de almendra llenaba la cocina, pero la mesa puesta se encontraba frente a ella, en un pequeño comedor algo más íntimo que el oficial para las visitas, el cual no se usaba demasiado. Su madre, una mujer rubia con aspecto de modelo retirada por la crisis de la mediana edad hablaba por teléfono en la terraza, con aspecto muy acalorado y grandes ademanes que hacian tintinear sus joyas resultonas.

-Está hablando con mi padre, verdad?- preguntó sin mucho ánimo, tomando una taza para servirse el té.

-Tú que crees?- le miró divertida la señora Hudson, mirada que él respondió con una sonrisa cómplice aunque algo cansada.

Su madre entró por fin en la casa y soltó un repentino gritito histérico.

-Bloody hell! Mira que hora es! No llegaré tiempo al mercado!- correteó hacia la salida para tomar su bolso de marca y las llaves de su coche, mientras maldecia a su ex marido.

Gregory suspiró y desayunó con calma en compañia de la señora Hudson y del periódico matutino. Su madre tenia una forma de ser algo acelerada y extraña. Para empezar, el simple hecho de haber elegido aquel pueblo americano para rehacer su vida después del divorcio ya era de locos! Pero luego estaban sus nuevos y raros hábitos. La mujer se empeñaba en querer ser una más en la sociedad de madres de aquel pueblucho, por eso las prisas por ir al mercado al mismo tiempo que lo hacian las demás y así poder hablar con ellas, o fingir que los cupcakes que llevaba a las reuniones escolares las había cocinado ella y no la señora Hudson.

Terminó de desayunar y con calma se puso su gabardina blanca, su bufanda de cachemire naranja y unos guantes negros, saliendo a las frias calles de aquel insoportable lugar para subirse en su Camaro.

Y él qué? A él le habría encantado quedarse en Londres, pero no por su padre, con quien no se llevaba tampoco muy bien, sino porque allí estaba su hogar, sus amigos, sus premios, sus éxitos académicos...
Ahora estaba rodeado de crios inmaduros que no entendían ni de la política más simple que rodeaba su pais...

Se puso las gafas de sol y ajustó el espejo retrovisor, deteniéndose a arreglarse el cabello de paso. Miró su reloj. Llevaba unos minutos de retraso pero seguramente el francés no estaría listo, para variar. Partió hacia su casa tratando de no pensar demasiado en el hecho de que ahora vivía rodeado de incultos chicos de pueblo que encontraban divertido patear latas y una vez allí sacó su teléfono para hacerle una llamada.

-Buenos días, cariño~ Esto fuera- canturreó con sorna, solo porque le notó de mala leche para variar también. Esperó a que el otro saliera mientras repasaba su agenda electronica de actividades para ese día y cuando el otro llegó le saludó con una sonrisa.

Al llegar al instituto su coche fue recibido como siempre por algunas animadoras en el mismo aparcamiento. Topo salió primero mascullando algo y se alejó sin más pero él se rezagó para arreglarse las prendas.

-Hola, Gregory- dijo una coqueta.

-Buenos días, chicas, estais encantadoras por las mañanas- respondió él con caballerosidad. Ellas suspiraron y empezaron a hiperventilar y él, animado de nuevo, se dirigió hacia aquel instituto al que le había tocado asistir.

Un día más en aquel infierno social, pero eso no era razón para perder la compostura y la elegancia nata.

Spoiler:

Team Stripe
avatar
Gregory of Yardale

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 27/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gregory of Yardale: Post de prueba

Mensaje por Craig Tucker el Mar Jul 29, 2014 10:08 am


_________________

                                                    "I wasn´t born with enough middle fingers"
avatar
Craig Tucker
Admin

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 08/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.