Conectarse

Recuperar mi contraseña

A mitad del otoño empiezan las primeras nieves. Como siempre South Park se viste de blanco y los habitantes sacan abrigos, gorros y guantes, pero sobre todo las palas para despejar sus entradas. Pero la gente de este pequeño pueblo de montaña está demasiado acostumbrada al frío y nadie les impide seguir con sus vida cotidiana.
Últimos temas
» Alisyum - Afiliación élite (cambio de botón)
Miér Abr 01, 2015 7:03 am por Invitado

» Urantia City — Amo x Pet [ Normal ]
Mar Mar 24, 2015 7:11 pm por Invitado

» twisted fairytales [Élite - Cambio de botón]
Vie Mar 13, 2015 6:47 pm por Invitado

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Dom Mar 08, 2015 4:02 am por Invitado

» Cambio de botón-Elite-La Pluma
Mar Mar 03, 2015 1:44 am por Invitado

» ANUNCIO DE ADMINISTRACIÓN!
Sáb Feb 28, 2015 9:10 pm por Lisa Eastwood

» Reglas generales
Sáb Feb 28, 2015 8:43 pm por Lisa Eastwood

» Tokyo Heart - Amo X Pets (Élite)
Mar Feb 10, 2015 10:40 pm por Invitado

» Do you wanna be? {Peter}
Dom Feb 01, 2015 12:04 am por Peter

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 40 el Lun Jul 17, 2017 1:19 am.
HERMANOS
Élite
COPYRIGHT© Little-mountain Town, 2013-14
South Park y los personajes de este foro pertenecen a Matt Stone y Trey Parker. Las imágenes obtenidas para la decoración provienen de zerochan, DevianrArt o Tumblr. Los códigos han sido obtenidos de internet, Oursourcecode y la asistencia de foroactivo. El diseño y estética del foro lo ha realizado el usuario de Christopher DeLorn con ayuda de varios tutoriales de internet. Cualquier copia o plagio será denunciado a Foroactivo.

Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Ir abajo

Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Mar Ago 26, 2014 3:58 am

Hundido en la miseria que había acarreado a lo largo de los años se mantenía estático en aquella mesa en la que siempre compartía quejas con aquellos a los que llamaba “amigos”; ahora estaba solo con aquella humeante taza de café que poco a poco iba entibiándose. Salió de detención, como todos los días, pero ésta vez no dirigió sus pasos al apartamento de Michael, o a la casa de Henrietta, y tampoco pensó en Pete; simplemente echó a andar sin rumbo hasta que su subconsciente le traicionó guiándolo a Benny’s. ¿A dónde más?

Tuvo que irse pronto por ese día ya que tenía un trabajo pendiente. ¿Por qué lo tomaban en cuenta para esas cosas? Como si fuera a hacerlo. Le había tocado realizar un trabajo en equipo con el cerebrito de clase: Ike Broflovski. Desde que los habían nombrado Firkle evitó a toda costa entablar conversación con él, no necesitaba la calificación y tampoco necesitaba compartir su tiempo con él. Odiaba aquello. Odiaba lo que se interponía entre su plenitud y él.

Cuando entró en el local, estaba ya esperándole la mesa, como si supiera que no tardaría en llegar. De un tiempo acá ya no pasaban tiempo ahí, las cosas comenzaban a tomar un rumbo y Firkle ajustaba su vida a lo que más le convenía. Y una de esas cosas era alejarse de aquél chico que tenía toda la pinta de ser un conformista más, lo que era peor era que entraba en el catálogo de hipsters. ¡Vaya mierda!

De a poco fue terminándose el café y pasados diez minutos llamó a la mesera, que bien lo conocía, llenó de inmediato la taza y bufó. Seguro que se sentía cansancio de ver todos los días al chico ahí, a pesar de los años continuaba con el mismo hábito de siempre. Jamás había ordenado comida, siempre bebía café hasta que su lengua se quejara, sacaba un cigarrillo cuando quería y siempre era echado por la misma razón. Y volvía una y otra vez. Tal vez la mesera, así como le fastidiaba lo mismo, sentía cierta ternura por el chico. Porque, admitámoslo, no era feo, aunque tampoco era una belleza.

Firkle sacó su libro pero lo mantuvo cerrado, mirando una y otra vez el forro con el que hábilmente lo habían cubierto. Maravilloso. Quería continuar asombrándose con las palabras de ese autor que había hecho tanto por él, sin embargo no quería compartir su alegría con personas tan ajenas a él. En detención era distinto, ya que todo mundo ahí se sumergía en sus asuntos y poca importancia le prestaban a los demás. Lo peor que le podía pasar era esperar, y lo estaba haciendo. Todo por culpa de la conformista de su profesora.

Podría irse a la mierda y a nadie le importaría — Susurró para sí mismo mientras daba un sorbo a su segundo café de la tarde.
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Mar Ago 26, 2014 11:51 am

Un trabajo en grupo con Frikle, ¿En qué pensaba la profesora cuando decidió elegir a las parejas? Parecía ser que el más puro azar trabajo en contra del canadiense y también del chico de oscuro decidiendo que sería una idea acertada el juntarlos para aquello. El anuncio pareció pasar desapercibido para el menor de los góticos, mientras que para Ike supuso una total sorpresa. Por regla general no tenía problema en formar grupo con ninguno de sus compañeros.
Posiblemente no era el muchacho más popular de la clase pero había aprendido a sobrellevar la carga de estar rodeado de pubertos que parecían pensar antes que lo de abajo que con la cabeza que la madre naturaleza les colocó sobre los hombros.

‘’Da miedo’’ posiblemente fuese el resumen de todas las opiniones que tuvo que oír de aquellos que le rodeaban una vez las parejas de aquel trabajo fue anunciado. Y razón no les faltaba, pues las miradas que Firkle les regalaba a todos eran realmente terroríficas, pero Ike tenía un presentimiento, eso y una estúpida cabezonería en pensar que siempre había algo bueno dentro de cada uno, incluso si ese uno parecía ser un futuro asesino en serie en potencia.
Pero estaba seguro de que era solo la apariencia que quería dar el muchacho para mantenerlos a raya.

Logró entablar una ‘conversación’, si es que el crucé de las tres palabras contadas podía llamarse así, logrando quedar en una cafetería que el gótico parecía frecuentar. Ike la conocía, había ido en alguna que otra ocasión, pero no era su lugar favorito, pero si quería que Firkle colaborase tendría que ser él quien cediese un poco, al menos para hacer la quedada entre ellos con un tono afable.

A la hora acordada entró en el susodicho local y enseguida sus ojos localizaron a la mancha oscura que suponía ser el muchacho que le esperaba. Inevitablemente esbozó una sonrisa amistosa y se acercó con confianza a donde estaba sentado.

-Perdona si te hice esperar.- dijo al llegar mientras dejaba sus cosas sobre el asiento, quedando estas entre ambos muchachos.
Curioso por naturaleza Ike se fijó en el libro que estaba sobre la mesa, las tapas perfectamente envueltas en piel no pasaron desapercibidas y en escasos segundos hubo reconocido de que libro se trataba. – Vaya, ese libro lo he leído – comentó en un tono afable, esperanzado de que quizás el entablar una conversación sobre aquel ejemplar aligeraría el pesado ambiente que rodeada al otro muchacho –Ciertamente es muy oscuro, pero embriagador. Me gustó mucho leer algo como eso.- terminó de comentar mientras tocaba con uno de sus dedos la tapa del libro.
avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Miér Ago 27, 2014 2:56 pm

Todo pasó rápido, no le dio tiempo de considerarlo. Por un momento olvidó que era fácil de hallar, siempre haciendo lo mismo. ¿Eso lo volvía un conformista? No recordaba con certeza el momento en que terminó accediendo a verlo, mucho menos en SU cafetería. Supuso que estaría tan metido en la idea de evitarlo que cuando lo encontró y éste tuvo el valor para preguntar por el trabajo simplemente Firkle accedió por puro hastío. Lo que le sorprendió más fue el hecho que Ike hubiese llegado precisamente en ese momento, había olvidado siquiera mencionarle que estaría en detención. Así que todo lo que estaba sucediendo representaba una jugarreta del destino para el menor de los góticos.

¿En serio habrían cruzado más de dos palabras? La primera vez que le conoció no lo pensó mucho, utilizó la única palabra que sabía para describir a los chicos a su alrededor: conformista. De ahí jamás prestó atención alguna en él. Pero ahora estaba ahí, tan comodino a su lado. Lo que era peor, parecía haber sido capaz de leer a Lovecraft sin problema alguno, no cualquiera logra tremenda hazaña a esa edad.

De manera posesiva Firkle cubrió el libro con sus delgados brazos, como si eso pudiera evitar que Ike continuara viéndolo…y tocándolo. Si él otro lo hubiese tomado probablemente habría reaccionado de peor manera, pero los dedos de su compañero no le habían molestado en exceso, quizá se debía a la manera en la que mencionó que le había gustado. Firkle orgulloso de sus gustos, ¡faltaba más!, pero no quería compartirlo con él, con alguien tan ajeno a su vida. Ahora debía evitar toda familiaridad con el canadiense por lo que colocó el libro a su costado y poder así terminar con el trabajo que su profesora había demandado. Sería mentira si dijera que no había sentido un poco de curiosidad, de ser uno de sus usuales compañeros le habría preguntado que parte le atrajo más, que fue lo que pensó al terminarlo. No debía hacerlo.

No puedo imaginarte leyéndolo — Se animó a decir, luego de expresarse se sintió un poco menos tenso. Se alejó un poco más del chico, tratando de evitar cualquier contacto físico por error, algún roce estaba fuera de posibilidades ahora. Tampoco iba a compartir con él sus primeros pensamientos con respecto a lo que le parecía, a como pensaba que era. Debía concentrarse y terminar de una vez por todas con aquello, para la próxima pediría explícitamente evitar cualquier trabajo de esa índole con cualquiera de sus compañeros. Por mucho que ahora le causara curiosidad del canadiense. — Pero si dices que lo has hecho te creeré. — Finalizó la conversación.

De su morral sacó el único cuaderno que utilizaba para las clases, donde hacía notas al azar sobre lo que se hablaba, sus anotaciones estaban inconclusas que cualquiera pensaría que son ideas que se le venían a la cabeza de repente. Pese a lo que seguramente se creería su cuaderno estaba cuidado, no tenía hojas sueltas y el espiral estaba en perfecto estado. Lo abrió y buscó la hoja donde sólo había anotado: ‘Canadiense conformista’, era todo lo que necesitaba para recordar que tenía que hacer un trabajo con él y de lo que trataba. Lo que sí era increíble era que supiera de donde venía el otro, pese a jamás haber hablado sobre ello.

¿Tienes la información? — Sus ojos se posaron en el chico, observándolo directamente, casi penetrándolo y exigiéndole que se diera prisa. Entre menos tiempo estuvieran juntos era mejor. — Sólo dame mi parte.
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Miér Ago 27, 2014 4:47 pm

Cada movimiento que Firkle hacía parecía estar tan pensado y ensayado que la palabra naturalidad perdía todo su fundamento en esa situación, no pasó desapercibido para Ike el cómo protegió el libro con sus delgados brazos, como si el canadiense supusiese la mayor amenaza para la integridad de este, pero ante ello el muchacho no podía hacer nada más que apartar la mano e intentar mantenerse a raya, una raya que el gótico terminó de marcar tras alejarse de él lo suficiente como para que ni de casualidad sus manos chocasen en un movimiento no calculado.

Cualquiera habría acabado de mal humor ante toda aquella sarta de expresiones antisociales, introvertidas y un toque natural de mala educación, pero no Ike. Su sonrisa se había borrado momentáneamente mientras su cabeza trabajaba lo suficientemente deprisa como para ser consciente casi al segundo de lo que debía de hacer y dejar de hacer.
El que sacase un cuaderno era señal de que cooperaría, pero no iba a negar que en su cabeza un plan B ya estaba perfectamente formado y ni que decir tiene que un plan C estaba gestándose, pero todo parecía que marcharía tal y como la profesora había dictado.

-Hmm, sí, claro- se apresuró a responder tras sentir la penetrante mirada del contrario calar hondo, casi dentro de su alma si se aventuraba a decir.
Sin pensarlo demasiado sacó su propia libreta, donde todo estaba perfectamente ordenado, con una letra limpia y tan pulcra que parecía haber sido escrita por el mejor de los escribanos, pero la verdad era que era una simple manía que Ike tenía, manía que lejos de estar heredada, había sido dada por ver repetidas veces a su propio hermano haciéndolo.

Había aprendido tantas cosas de él que ni era consciente de ello en su día a día.
-Esta es la parte que debes de hacer- explicó con un tono de voz suave mientras le entregaba el cuaderno, tras ello sacó un pesado libro de su maleta y lo colocó sobre la mesa. –Las respuestas están señaladas con esos pequeños post it’s de colores.- señaló dicho trocitos de papel de colores brillantes. –Solo… tienes que copiarlo con tu letra, de lo demás me puedo encargar yo.- el tono de su voz comenzó a ser más pausado y suave, sabía que sus palabras y acciones podrían ser malinterpretadas por el contrario, el tener todo tan preparado y que él no tuviese que hacer nada más que copiar unos meros párrafos podría hacerle sentir como si estuviese llamándole inútil o menospreciando su capacidad intelectual.

-Lo hice así para que no ocupase mucho de tu tiempo- añadió tras unos segundos en silencio.-Imagino que debes de estar muy ocupado como para estar perdiendo el tiempo con un trabajo de clase- terminó por decir mientras inconscientemente se mordía el labio inferior y se recolocaba las enormes gafas de vista que llevaba.

avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Jue Ago 28, 2014 2:30 pm

Si cooperaba en aquél asunto podían terminar rápido, Firkle no era idiota pero vaya que era algo lento y un poco holgazán, por ello debían comenzar en ese preciso momento y evitar la comunicación innecesaria. Sacó un bolígrafo sencillo, de esos que se pueden conseguir por menos de medio dólar en una papelería. No le sorprendía que el otro tuviese todo en orden, comparándolo con cualquiera de las notas de sus compañeros. Porque aunque Firkle no hablaba con nadie, estar sentado al final era un lugar estratégico, podía enterarse de asuntos que poco le interesaban…lo peor era que lo recordaba absolutamente todo. Bajó la mirada a sus notas y las leyó lo más rápido que pudo y luego alzó los ojos hacia el canadiense.

La letra del chico le gustaba, tenía algunos remates curvos y suaves, casi justo como la letra que adornaba su libro. Algo estaba encendiéndose dentro de él, debía detener aquella curiosidad que estaba luchando por exponerse descaradamente. Por lo que estaba aprendiendo del chico no era como sus demás compañeros, sin embargo seguía siendo parte de aquél sistema que tanto detestaba.

Inclinó un poco el cuerpo hacia delante para ver la información que él tendría que resumir y explicar con sus propias palabras. No era demasiado. ¿Estaba tomándole el pelo?  Encima se vio ofendido al ver el tremendo tamaño del libro y descubrir que las respuestas ya estaban ahí. Y con repugnantes colores tan vivos. Jaló el libro y comenzó a hojear las hojas marcadas, todo era correcto (por lo menos la parte que entendía). Era un completo nerd pero, ¿quién era él para juzgarlo cuando él mismo era juzgado?

Da igual — Le molestaba ser tomado por un completo imbécil pero al mismo tiempo agradecía no tener que hacer demasiado. Eso sí, jamás se escucharía de sus labios un: ‘gracias’. — Podría haberlo hecho yo aunque ahora me has ahorrado el trabajo — Comenzó a tomar algunas notas de lo que ya había investigado Ike.

De pronto la idea cruzó su cabeza. Había escuchado rumores sobre la tremenda capacidad intelectual que tenía, por ello ahora estaba en su grupo. Él jamás prestó atención a las habladurías pero comprobarlo él mismo era distinto. Si lo ponía en hechos él se había tardado el doble de tiempo que Ike parecía haberse tardado en sacar la información, lo que era peor, el canadiense parecía tranquilo, como si no supusiera reto alguno hacer ese tipo de trabajo.

¿En cuánto tiempo has leído el libro? — Cuestionó de improviso sin dejar de escribir. No había alzado la mirada en ningún momento después que su atención se concentró por completo en terminar el traspaso del libro al cuaderno. Si Ike había sido capaz de leerlo en menos tiempo que él tal vez merecía una oportunidad de conocerlo, quizá no era tan conformista como había pensado. — ¿Por qué lo has leído? — El mar de preguntas habían comenzado a rondar su cabeza y si no las exteriorizaba  seguramente esa noche se quedaría en vela tratando de respondérselas él mismo.
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Miér Sep 03, 2014 3:36 pm

La mirada fiera de Firkle podía causar un poco de temor, pero temer a alguien era perder contra uno mismo, ¿Por qué debía temerlo? Simplemente el muchacho no profesaba con las doctrinas impuestas por la sociedad actual, cosa que poco a poco comenzaba a ser más común, aunque eso fuese directamente contradictorio a las creencias de esos muchachos de negro.
A pesar de esas miradas llenas de molestia, el chico de negro comenzó a trabajar, colaboraría, y creyó que era gracias a sus notas, a fin de cuentas le había agilizado el trabajo y con eso podía deshacerse más rápidamente de él, el cual, estaba seguro, suponía una molestia.

Inevitablemente esbozó una sonrisa mientras observaba como el papel comenzaba a ser rasgado por la tinta del bolígrafo ajeno. Inevitablemente sus ojos se posaron en la letra ajena y en todo lo que escribía, que a pesar de estar volteado para Ike, podía leerlo perfectamente. No es que eso fuese un gran don, pero le gustaba saber que era capaz de leer incluso con el libro boca abajo.

Repentinamente las preguntas del gótico le sacaron de sus pensamientos. ¿A qué libro se refería? ¿Al de clase o al de Lovecraft? La respuesta tras unos segundos le pareció más que obvia, iba por el gran Lovecraft, ¿Por qué si no iba a querer saber Firkle cuanto tiempo había tardado en leer un aburrido libro de clase?
Dudo en responder, en su duda se barajaba el pronunciar la verdad o mentira levemente, dar una respuesta más satisfactoria para el contrario, pero claro ¿Qué respuesta sería más satisfactoria para el chico de cabello negro?

Apenas unos segundos duró su debate interno que terminó dándole la victoria a la verdad, no había opción de mentir pues realmente desconocía que molestaría al contrario, y Ike había crecido con el ideal de que la verdad debía de prevalecer ante cualquier cosa.

-Dos semanas. – respondió en un tono suave, mientras apoyaba su peso levemente sobre la mesa. –No pude acabarlo antes porque debía de hacer los deberes y atender otras tareas pero si no seguramente lo habría acabado antes. – terminó por añadir, justo cuando la segunda pregunta asaltó al canadiense.

-¿Por qué? Hmm- Si la primera le pareció una cuestión difícil de responder, está la había superado, y no porque fuese un tema difícil de hablar sino por la reacción que podría causar en el contrario. –Su obra me parece enigmática… todo eso que escribe, tan oscuro y tenebroso llama demasiado mi curiosidad. – tanteó su respuesta observando de reojo la expresión ajena.
avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Jue Sep 04, 2014 2:52 pm

Tarde pensó que las preguntabas habían implicado que tendrían una conversación en la que se podían conocer, después de todo eran las típicas preguntas para ver si eras compatible o no con alguien. Y a pesar de eso, continuaba esperando la respuesta. Ike no respondió rápido, no sabía lo que su cabeza estaría cavilando, ¿no se había dado a entender? Firkle no era muy bueno expresándose con los demás, incluso utilizaba poco vocabulario, sobre todo con una persona a la que no conocía.

La respuesta llegó al final, justo en el momento que el gótico había decidido continuar con el trabajo. Toda su atención se concentró en el chico, que continuaba hablando, dándole explicaciones que él no necesitaba, sólo quería saber cuanto tiempo, no las implicaciones que tuvo para finalizarlo. Fue una contestación limpia, no había ni una pizca de altanería, simplemente estaba respondiendo una pregunta que él había hecho. Casi nadie lo hacía, salvo sus contados amigos.

El gesto que mantuvo Firkle siempre fue inexpresivo, sus ojos seguían sus movimientos como si estuviera a punto de echársele encima. Dos semanas era poco tiempo, sobre todo si tomamos en cuenta que las actividades escolares y extracurriculares eran parte de la vida del canadiense. En definitiva, Ike estaba en otro nivel que los demás niños en su clase. Bastardos.

El que alguien más pudiera ser capaz de comprender la obra de Lovecraft (sin ser parte de su “mundo”) le parecía interesante. Para Firkle todo se resumía en los tres amigos que había tenido desde que era un infante, sus libros de Lovecraft, los libros en general sobre el ocultismo y sus padres conformistas. Era todo. Nadie podía cruzar la barrera de lo que realmente le importaba, y ahí estaba aquél chico irradiando confianza, sin alejarse y continuando con…el trabajo escolar. ¿Por qué si no seguiría con él?

Debes ser bastante bueno — Dijo más para sí mismo que para que el otro lo escuchara, sin embargo la cercanía seguramente hizo su trabajo y Ike había escuchado su afirmación. — No cualquiera logra interesarse por libros así.

Decidió seguir con el trabajo. Si él quería, desde el principio, liberarse de su compañero de clase, seguramente Ike también querría lo mismo. La única compatibilidad existente era el interés sobre la lectura, o seguramente Ike era la clase de chicos que leía de todo indistintamente.

Siguió escribiendo hasta que la información comenzaba a hacerse menos, el final estaba cerca, por lo menos la parte que le tocaba a él. Luego de eso no volverían a verse, y un encuentro era impensable.

La señora que lo atendía volvió, llenó la taza del gótico sin que éste tuviera la necesidad de pedirlo, después de todo lo conocía de sobra. Lo que le llamó la atención fue el chico que estaba a su lado, Firkle no iba ahí jamás con nadie que no fueran sus habituales amigos o se la pasaba solo hasta que cerraban.

¿Café? — Le preguntó al compañero de su cliente de siempre con un aire preocupado. ¿Y si le había amenazado para hacerle la tarea? ¡A saber que podían hacer esos chicos de negro!

Firkle le miró medio pesado pero continuó con su labor, la gente siempre pensaba lo que quería de su persona y la costumbre había comenzado a ser compañera en su vida diaria. ¡Vaya asco!
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Vie Sep 05, 2014 10:54 am

Parecía ser que su presencia era menos molesta a medida que el tiempo pasaba y la conversación entre ambos continuaba. Una leve sonrisa se coló en los labios del canadiense, quien comenzó a sentirse bastante satisfecho, parecía ser que Firkle toleraría su presencia con más o menos agrado, al menos no tenía palabras hirientes ni maleducadas hacía él, lo cual era un gran paso hacia adelante.
Ike se sentía satisfecho a causa de esa estúpida manía de querer simpatizar con todo los que le rodeaban, posiblemente debido a su corta edad comparado con sus compañeros, nunca quiso ser el cerebrito insufrible de la clase, al que todos odiaban simplemente porque la madre naturaleza jugó a su favor a la hora de engendrarse.

Ese mismo sentimiento era el que le hacía moverse en ocasiones, haciendo cosas que posiblemente no eran de su total agrado, pero no quería ser odiado, suficientemente diferente al resto era ya.

-Pero estoy seguro de que tú le entiendes mejor que yo- comentó haciendo referencia a la obra del autor del que estaban hablando. –Estoy seguro de que deje escapar bastantes detalles que tú entendiste a la primera- y tras su pequeña declaración se rascó la mejilla, creía haber escogido unas buenas palabras pero una vez que las pronunció recordó que Firkle no era como el resto de muchachos, el contrario no era la típica persona que aceptaba un alago con una sonrisa.

La llegada de la camarera desvió levemente su pequeño ataque de nerviosismo, y ante el ofrecimiento de café negó suavemente y con una sonrisa educada.

-No gracias. – parecía ser que la expresión del canadiense relajó los pensamientos oscuros de la señora, la cual vete a saber que andaba pensando al ver a un chico como Ike sentado junto a otro como Firkle, aunque eso realmente, al primero, no le importase tampoco demasiado.

Para cuando quiso darse cuenta, el gótico casi parecía haber acabado con su parte del trabajo, ¿Tan rápido era haciendo esas cosas? Le impresionó, para que mentir, pero por otro lado se sintió desilusionado, ¿Tendría que marcharse ya? No es que el tiempo le sobrase, pero ahora que el contrario no parecía querer asesinarle de una forma cruel quería hacerle un par de preguntas que desde tiempo atrás surcaban su mente, aunque eso fuese un pase directo a ese asesinato del que aún no era objetivo.

avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Lun Sep 08, 2014 5:02 am

Probablemente entienda más, — No lo dijo para sonar engreído, solamente obvió las palabras del canadiense. — pero no por ello lo hice mejor que tú en dos semanas — Podría continuar hablando pero de pronto cayó en cuenta que estaba siendo amistoso con uno de los chicos más nerds de la escuela, a eso podríamos sumarle que Ike era bastante popular. Siempre estaba rodeado de chicos y a pesar de eso no parecía feliz. Entrecerró los ojos y dejó de escribir un momento, necesitaba descansar la mano, después de todo la había presionado bastante con el papel. Abrió y cerró para que la sangre volviera a fluir con normalidad y los músculos se destensaran.

Casi echó a la mesera con las típicas miradas asesinas que se ganaban las personas que lo incomodaban. Tomó la taza de café y sorbió un poco, estaba acostumbrado a las altas temperaturas del líquido, había descubierto hasta hace poco que la mesera lo hacía a propósito como recurso para echarlos sutilmente. Jamás funcionó.

Con mucho pesar debía admitir que el binomio, Firkle y Ike, estaba funcionando mejor de lo que podrían haber pensado. Seguramente quien los viera se llevaría una sorpresa, sorpresa porque Firkle no estaba siendo tan pesado como solía serlo, y tampoco se había comportado tan distante como usualmente hacía en la escuela. Bebió un poco más y echó una mirada a lo que le faltaba, no era mucho y probablemente Ike había elegido la parte más larga.

Puedo ayudarte a lo que tienes ahí — Señaló el libro, notó que la selección aún llegaba a unas páginas más adelante. En realidad no quería ayudarle, sabía que solo terminaría en un santiamén, pero la curiosidad llegaba a ser bastante mala en la persona equivocada. Firkle no era un chico al que le entrasen dudas de esa manera y ahí estaba, tratando de descubrir lo que realmente podría ser la personalidad de Ike Broflovski. — Terminaré esto primero — Señaló con el índice lo que había puesto a su vista.  

Y a pesar que dijo eso se quedó quieto un rato, rato en que su café bajó su temperatura; se cruzó de brazos, recargó su espalda hasta atrás y mantuvo las frías pupilas sobre su compañero. Aunque su cara se mostraba impávida realmente su cabeza estaba haciendo algunas conjeturas, le gustaría descubrir por qué Ike aún no se había ido. Él no había mostrado ser un gran conversador y tampoco había sido buen compañero, las personas normales se habrían ido apenas se encontraran con la hostilidad que emanaba de su pequeño cuerpo preadolescente.  
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Mar Sep 09, 2014 1:25 pm

Parecía que todo estaba yendo sobre ruedas, el trabajo se acabaría pronto y de seguro sería una agradable sorpresa para el profesor, quien se sorprendería al ver como Ike había sido capaz de convencer al pequeño y hostil gótico para que colaborase con él. Pero la verdad era que realmente no tuvo que convencerle en ningún momento, Firkle lo hizo por si mismo y en esos momentos dudaba en si debía de decir la verdad o mentir un poco.
¿Se molestaría si Ike hablaba bien de él frente al profesor? Bueno, realmente Firkle nunca lo llegaría a saber de no ser que ese profesor fuese un tremendo chismoso, cosa que por desgracia era y casi estaba al cien por cien seguro de que diría en plena clase lo bien que había trabajado junto a Ike.

Una pequeña mueca de duda se coló en sus labios, haciéndole poner un puchero que posiblemente los mayores tacharían de ‘adorable’ o ‘mono’, calificativos que parecían querer recordarle todos los días de su existencia.
Casualmente desvió la mirada en dirección a su compañero y se percató de que estaba mirándolo, en todo momento el canadiense creyó que estaba continuando con el trabajo de forma silenciosa, pero no, estaba mirándole.

-¿T-tengo algo?- cuestionó con duda mientras se pasaba una mano por la mejilla y recolocaba nervioso sus enormes gafas. Firkle tenía una profunda mirada, tan oscura y tan tenebrosa que nunca jamás sabría que pasaba detrás de ella, y lo peor, era incapaz de mirarlo directamente por más de unos segundos.
Es así, que aun nervioso y con las mejillas coloreadas de un suave tono rosáceo apartó la mirada y la fijó en el libro que estaban utilizando.

-C-creo que empezaré mi parte también, a-así adelanto trabajo de casa - balbuceó aun demasiado avergonzado por estar siendo visto de ese modo tan serio. Realmente los ojos ajenos sobre él le provocaban una extraña sensación de vergüenza e inseguridad, era una sensación abrumante, como si estuviese desnudándole de forma lenta y tortuosa.

Meneó la cabeza, revolviendo aún más sus alborotados cabellos azabaches, intentando alejar esos pensamientos un tanto torcidos de su mente. Rápidamente sacó su cuaderno de apuntes y tras dejar una hoja limpia ante él comenzó a escribir, deseando que el gótico dejase de mirarle de ese modo tan intenso.
avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Sáb Sep 13, 2014 5:23 am

La mueca que su compañero hizo no pasó desapercibida, Firkle se preguntó que habría pasado por su cabeza que hizo aquél gesto. Parpadeó lo más lento que pudo, así podía distinguir los gestos ajenos. Si el gótico entendiera un poco más acerca de personas atractivas quizá categorizaría a Ike dentro de éstas, pero para Firkle no existían tales apelativos. Para él todos entraban dentro de la misma categoría, malditos conformistas.

No tienes nada — Aunque había mentido. Por mucho que todos los rostros fueran iguales para él, el rostro de Ike tenía algo más, algo que le estaba obligando a actuar como un idiota. Porque eso era lo que estaba siendo. Y, ¿por qué se había sonrojado? Eso también lo había visto. Jamás había visto que alguien se sonrojara en su presencia, quizá era por la invasión a su espacio personal, pues Firkle se había acercado un poco inconsciente.  

Sin necesidad que Ike dijera más, Firkle siguió con su labor, ésta vez demasiado lento y con mil pensamientos enmarañándose en su cabeza. Las preguntas que jamás se había echo comenzaron a formularse a prisa, como si se tratara de flashazos ya vividos. Había leído alguna vez que cuando vas a morir tu vida pasa como una película, reviviendo los momentos que marcaron tu vida. Pero ahora, los momentos que estaban pasándole eran las veces que había estado en la misma habitación que el canadiense. No prestaba demasiada atención pero siempre había estado en su rango de visión. ¿Por qué su subconsciente estaba mostrándole aquello?

Otra vez decidió irse.

Tenía que terminar con el estúpido trabajo, tenía que hacerlo y salir de ahí. Era la primera vez que sentía incomodidad al estar cerca de alguien, aunque estuviera rodeado de mil personas (cosa que evitaba siempre) se hundía en su mundo irreal y todo desaparecía. Ahora, cuando se concentraba veía el rostro apenado de su compañero.

No le costaría nada dejarlo con todo el trabajo. Levantarse, tomar sus cosas e irse no debería ser tan difícil, y ahí estaba, aún escribiendo a punto de terminar y con entera disposición de ayudar al canadiense.  Y una parte de él sabía que si lo hacía terminaría por cortar contacto con él, jamás podrían volver a estar tan cerca como lo estaban. Ese pensamiento lo turbó, no podía querer pasar tiempo con él, no. Volvió a ponerse serio y concentrado en sus propios asuntos. ¡Qué pavor le había dado sentirse expuesto! Pero seguramente el otro no había notado la manera en la que había flaqueado. Finalmente dejó de verlo, sin miradas de reojo y dedicándose al cien a terminar lo que tenía en frente, quizá no le tomara la palabra y se fuera una vez él diera su parte. Así no tendría que aguantar más aquella curiosidad que detestaba.

Spoiler:
Perdona la demora D: Y que no haya escrito mucho pero ya sabes, se hace del rogar (?)
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Ike M. Broflovski el Lun Sep 22, 2014 3:43 am

Después de tantas miradas parecía que el gótico había decidido ponerse a trabajar de nuevo, el ambiente de trabajo se hizo más ameno, pero Ike podía admitir que se sentía un poco tenso el ambiente, pero pese a ello intentó no pensar en esa tensión pues sabía que hacerlo simplemente complicaría más la situación.
Pero lo curioso en esta ocasión fue que la tensión provenía de Firkle, ¿Qué era lo que estaría pasándole por la cabeza al moreno? Imagino que miles de pensamientos que escapaban de la razón del canadiense, pero aun así la curiosidad no cesaba.

Preguntar no era una opción, así que continuó escribiendo sin nada que hacer más que eso, pues a fin de cuentas, para eso estaban allí.
Sin darse cuenta el tiempo fue pasando y para cuando se quiso dar cuenta ya había acabado con toda su parte del trabajo, alzó la mirada y su compañero parecía haber llegado casi al final.

Eso le provocó cierta sensación de desasosiego, ¿Qué por qué? Porque no quería dejar a Firkle tan rápido, a pesar incluso de saberse posiblemente una molestia.
Dibujo una leve mueca en los labios y terminó esbozando una sonrisa amistosa.

-Ya terminé mi parte, pero aún es pronto para marcharme, ¿Puedo estar un rato más contigo?- su petición fue tímida, pero segura, incluso sabiéndose posiblemente rechazado por el otro se atrevió a preguntar.
avatar
Ike M. Broflovski

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Firkle el Lun Sep 29, 2014 5:26 am

Terminó. Ya no debería de estar más tiempo sentado a un lado del otro. Él había hecho lo que debía hacer y…ahora se sentía tan jodidamente conformista. Hacer la tarea con uno de sus compañeros lo hacía ver como “niño bueno”, y Firkle estaba años luz de catalogarse dentro de ese grupo. Lo hecho, hecho estaba y no había vuelta de hoja. ¿Cómo se había podido dejar llevar por…él? Pero él no había hecho nada y eso era lo que más le calaba. Ike simplemente se sentó ahí, con esa radiante confianza y comenzó a hacer en lo que era bueno. Excesivamente bueno, debía admitir.

La pregunta le hizo detener la mano que estaba a punto de tomar sus cosas y largarse de ahí antes que sucediera precisamente algo como eso. Estaba confundido, ¿por qué querría pasar más tiempo con él? Estaba consciente que no había sido la mejor compañía, de hecho fue peor de lo que esperaba. Todo estaba dando un giro de 180º y parecía continuar su rumbo hasta que una vuelta más le diera una visión distinta de lo que sería conocerse un poco más. Ya estaban ahí, ¿por qué no arriesgarse? No podía pasar nada.

Eres libre de hacerlo — Su tono fue automático, como si lo hubiese estado preparando con antelación, cosa que distaba de la realidad.

El café había terminado por enfriarse en su totalidad. Llamó de nuevo a la mesera, quien de nuevo lo rellenó a regañadientes. Ésta vez no se tomó la molestia de preguntar en el otro chico, tan distinto a su cliente habitual. Firkle tomó la taza por el asa y sorbió sin importar lo caliente que estaba.

¿Quieres hablar del libro? — Porque no había otra razón que existiera, Ike no podía sentir curiosidad por su persona pero probablemente la curiosidad estaba basada en el interés en común que habían descubierto. No podía ser otra cosa, claro.
avatar
Firkle

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 07/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ensayos {Priv. Ike Broflovski}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.